viernes, 22 de julio de 2011

Un día de aeropuerto y gastronomía para llegar al Tour


Hoy teníamos un plan perfecto en nuestro viaje al Tour de la mano de Euskaltel. Empezaba temprano, eso sí. A las 6 de la mañana llegábamos todos al aeropuerto de Bilbao. Mis compañeros de viaje: la pareja ganadora del concurso "la experiencia Tour" de Euskaltel, Antonio e Idoia,y nuestras guías y personal de apoyo, Irene y Begoña. Nuestro plan "perfecto" incluía una breve escala en Paris, pero la cosa se complicó cuando perdimos el enlace con Lyon por un minuto. Eran las 8:30 de la mañana.


Lo primero, consulta con el mostrador de Air France. Muy amables, nos han dado varias opciones, pero la única viable era un vuelo a las 15:30 que nos obligaba a pasar toda la mañana en el aeropuerto y a perdernos la tarde que teníamos prevista en Grenoble visitando la ciudad. 


Pero como el espíritu del viaje es vivir la experiencia, nos hemos juntado un grupito simpático y divertido y no hay ninguna gana de amargarse, dejaremos la visita turística para el domingo. Con mas de 6 horas de aeropuerto por delante y los vales para la comida, gentileza de la compañía, en nuestro poder; las tiendas han sido la primera opción. 



Curiosas y elegantes las tiendas de la terminal 2F del Charles de Gaulle. Hemos conocido la historia de los Macarons Ladurée, delicados bocados de sabor increíble presentados con una estética que los hace irresistibles. Para quien no conozca estas típicas pastas francesas, se elaboran con almendra, huevos y azúcar y son tan finas que se desacen en la boca. Van rellenas de una deliciosa crema de variados sabores. Los clásicos: vainilla, caramelo, chocolate y fresa. Los mas innovadores: violeta, melón, rosas y regaliz. 



Justo al lado de Ladurée, otro descubrimiento, una tienda delicattesen dedicada únicamente a te y azúcar. He descubierto el maravilloso mundo del azucarillo gourmet, los hay incluso con forma de corazón. También he encontrado un regalo perfecto, unos lacasitos bañados en oro... ¡Cómo son estos franceses!



También ha existido la opción de elegir entre masajes o manicuras, pero finalmente hemos optado por la opción tertulia animada hasta hacer tiempo para la comida. Recomendados por la azafata de Air France que nos ha atendido, hemos ido a comer a Maxim's, un clásico parisién. Aunque en este caso es un primo lejano en forma de franquicia del original, debo confesar. A pesar de todo, la comida estaba exquisita, desde el quiché de verduras hasta el steak tartare, solo para carnívoros convencidos como yo.


Con un café, ya estábamos listos para embarcar para Lyon, con los nervios ya de ir leyendo twits sobre cómo se estaba desarrollando la etapa del Tour y sabiendo que nos íbamos a perder uno de los mejores momentos de la carrera.


La suerte estaba de nuestra parte. Un pasajero sentado junto a Antonio tenia un móvil con tele y hasta el momento del despegue hemos podido ver como atacaba Contador y como Samuel Sanchez, al que espero que acompañaremos la jornada decisiva de mañana, estaba llamado también a hacer un gran papel hoy. Justo en ese momento clave... "Apaguen sus aparatos electrónicos" :-(

Cuando hemos aterrizado en Lyon, aun no había terminado la carrera y parecía que incluso Samuel podía llevarse la etapa. Pero nuestro chófer nos esperaba para llevarnos a Grenoble y hemos tenido que vivir el final de carrera a través de Twitter, gracias a todos los que nos contabais como iba la cosa. Muy divertido, hasta que los móviles, después de todo el día de dura actividad han ido quedándose sin baterías. Eso sí, hemos podido celebrar que Samu ha acabado la etapa como rey de la montaña. ¡Todo un logro! Igual hasta le hemos traído suerte.


Aun así, a pesar del duro día de aeropuerto y de lo que nos hemos perdido en Grenoble y en la etapa, ha sido un día estupendo. Que no es mas que el aperitivo del gran día que nos espera mañana en el que viviremos la etapa decisiva junto al equipo Euskaltel Euskadi. Gracias a los tuits, comentarios y preguntas que me llegan tengo trabajo de sobra para mañana: preguntar lo que comen los ciclistas antes de una etapa dura, contaros quienes son los que tuitean en el equipo Euskaltel, pero, sobre todo, disfrutar de una experiencia única. Mañana os hablaré mucho más de ciclismo e intentaré entrar por streaming para saludaros desde la etapa contrarreloj de Grenoble. A las 9 hemos quedado para ir al hotel del equipo... Seguiré informando en el blog y en Twitter a través del hashtag #toureuskaltel en el que estáis todos invitados a comentar.