jueves, 26 de julio de 2012

Viajar aprendiendo a cocinar: conocer la gastronomía con las manos en la masa

Por azar o porque es un tema que me apasiona, últimamente he caído en la tentación de ligar mis viajes con cursos de cocina. La experiencia empezó en Umbria el pasado febrero. Como fui sola a un congreso, me apunté a un curso de cocina italiana que resultó una gran experiencia que me ha hecho repetir. Me parece una perfecta forma de conocer la cultura gastronómica local de primera mano y permite la posibilidad de vivir una gran experiencia y llevarse el mejor souvenir, conocimientos para repetir en casa e invitar a los amigos. Es mucho mejor invitar a comer que enseñar las fotos del viaje ¿No os parece?