domingo, 17 de diciembre de 2017

Viaje a Nueva York con adolescentes

Muchos adolescentes entre los 12 y los 90 años sueñan con ir a Nueva York. Para los más jóvenes es poco menos que el viaje de sus sueños. Tienen mil referencias de sus series y películas favoritas y te sorprenden a cada paso con más conocimientos que una misma, que he estado en Nueva York ya unas cuantas veces. Mi último viaje a la ciudad de los rascacielos ha sido con mi sobrina de 14 años y escribo este post con recomendaciones si os vais a atrever a visitar esta ciudad con hijos, sobrinos u otros jovencitos. Este ha sido un viaje estupendo para ella, pero también para mi y aquí están algunas de las claves.

Nueva York con adolescentes | turistacompulsiva.com
Nueva York con una adolescente. El viaje de nuestros sueños convertido en realidad


La mejor época para viajar a Nueva York

Se podría decir que cualquier época es buena. Tanto por placer como por trabajo me ha tocado visitar Nueva York en diferentes momentos del año y todos tienen su encanto; pero si hay una época realmente increíble es en vísperas de Navidad. Para los americanos, vísperas de Navidad empieza con el día de Acción de Gracias en noviembre, así que nuestros puentes de diciembre son perfectos para el viaje. En esta época toda la ciudad se ilumina, escuchas las típicas canciones navideñas por doquier, los escaparates muestran sus mejores galas e, incluso, puedes tener la suerte de ver la ciudad nevada como nos pasó a nosotras el último día. Unbelievable!

Pista de patinaje del Rockefeller Center bajo el mítico árbol de Navidad | turistacompulsiva.com
Pista de patinaje del Rockefeller Center bajo el mítico árbol de Navidad

Requisitos para viajar con menores a Nueva York

Un requisito indispensable para viajar con o sin menores a Nueva York es solicitar la ESTA, un permiso para visitar Estados Unidos imprescindible antes de viajar y que debe solicitarse por adelantado en internet. Es sencillo y responden rápido con la autorización; pero ojo a las páginas fraudulentas que lo ofrecen con una comisión. La página oficial la tenéis en este enlace y el trámite no os puede costar más de 14$ por persona.

Pista de hielo de Central Park. Nueva York con adolescentes | turistacompulsiva.com
La pista de hielo de Central Park es la más grande y un sitio para poder practicar sin demasiado público

Además, otro requisito para viajar con menores, especialmente si no son vuestros hijos como era mi caso, es el permiso expreso de los padres ante la policía. Normalmente se tramita en cualquier comisaría de la Guardia Civil o Policía Nacional y en lugares con policía autonómica también pueden tramitarlo. En nuestro caso lo tramitamos con la Ertaintza. La realidad es que al final no nos lo han pedido en ningún momento; pero siempre es mejor tenerlo.

Organizar el viaje a Nueva York: vuelos, alojamientos y tranporte

Lo básico es encontrar un vuelo a buen precio. En nuestro caso compramos el vuelo con mucho tiempo de antelación (febrero para viajar en diciembre) y así conseguimos una tarifa estupenda desde Bilbao. Ida y vuelta por 370€ cada una volando con Iberia y British Airways. Yo suelo utilizar la página de Skyscanner para este tipo de búsquedas.

El alojamiento es la parte más complicada. No por falta de oferta, hay miles de hoteles, sino porque Nueva York es caro. Muuuuy caro. Los alojamientos céntricos son prohibitivos y los más alejados suponen un extra de tiempo y dinero en transporte. La calidad de los hoteles tampoco es buena para lo que pagas. Nosotras como íbamos sólo 3 noches decidimos cerrar los ojos y alojarnos en el centro.

Vista de la Estatua de la Libertad desde el ferry de Staten Island. Nueva York con adolescentes | turistacompulsiva.com
Vista de la Estatua de la Libertad desde el Ferry de Staten Island (es gratis)

El hotel elegido fue The Hotel at Times Square, que como su propio nombre indica está a un paso de lo que se considera el centro de Nueva York, en la calle 46 entre la 5ª y la 6ª avenida. Más céntrico, imposible. El precio, a priori 772€ por tres noches. Una locura ¿no? Pues la realidad es que al final la factura, sumando impuestos, tasas locales, etc. subió hasta los 890€. Ojo a la letra pequeña de Booking que muchos de los precios de Nueva York no tienen incluidos los impuestos y éstos pueden suponeros fácilmente 100€ de sobrecargo. La habitación daba a un patio oscuro y era antigua, pero amplia. Las camas cómodas, con una buena ducha (aunque sin calefacción en el baño) y el desayuno incluido, que además era estupendo y muy neoyorkino: bagels con queso o mermelada, donuts de mil sabores y colores, fruta, yogures, cereales... De lo mejor del hotel.

También hay otras opciones de alojamiento: Airbnb, apartamentos, hoteles en Queens o Brooklyn, incluso hoteles en el sur de Manhattan, en la parte financiera, que los fines de semana tienen buenas ofertas; pero siempre hay que tener en cuenta, además del precio, el tiempo de transporte y si cuando salgáis de un musical a las 12 de la noche os va a apetecer una hora de metro.

Elegido esto, hay que ver cómo llegamos del aeropuerto al centro de la ciudad. JFK es el aeropuerto al que llegan la mayoría de los vuelos internacionales. Por desgracia no está muy bien conectado con la ciudad con transporte público. Yo conseguí toda la información en anuevayork.com, un estupendo blog sobre la ciudad.

Hay un tren en el aeropuerto que te lleva a la estación de metro donde trasbordas para llegar a Manhattan. Tras un vuelo de 8 horas no apetece mucho. Los taxistas ofrecen el viaje a Manhattan por una tarifa fija sobre los 52$, pero tendréis que calcular por encima un 15-20% de propina y añadirle los peajes. En definitiva, que os puede salir por unos 80$.

Memorial 11S. Nueva York con adolescentes | turistacompulsiva.com
Memorial del 11S donde se encontraba la torre norte. Los nombres de las casi 3000 víctimas están labrados en el metal que rodea la fuente
Nosotras optamos por un servicio de transporte compartido. Lo contraté con Super Shuttle por internet y por 80€ (propina incluida) hicimos ida y vuelta en una furgoneta compartida con otros viajeros. El servicio funciona fenomenal, avisas de tu llegada en la app o en el mostrador del aeropuerto y en la propia app ves como te asignan conductor y cómo la furgoneta se va acercando a tu posición. Incluso te mandan la foto del conductor para que le reconozcas al llegar. Un gran servicio.

11S memorial. Cumpleaños. Nueva York con adolescentes | turistacompulsiva.com
Una pequeña flor señala el cumpleaños de una de las casi 3000 víctimas del 11-S


Qué ver y qué hacer en Nueva York con adolescentes

Seguramente me quedo corta diciendo que en Nueva York hay mil cosas para ver. Probablemente si viajáis con adolescentes no tendréis ni que pensar qué ver en la ciudad. Ellos ya llevarán la lista hecha en base a sus intereses. Seguramente esa lista incluya algunos imprescindibles: la estatua de la libertad, el Empire State, Central Park, el árbol y la pista de patinaje del Rockefeller Center si vais en época navideña... Dejad que ellos hagan la lista y añadid algunas otras visitas que les gustarán.

Top of the Rock. Nueva York con adolescentes | turistacompulsiva.com
Vistas nocturnas desde el Top of the Rock

Una de las visitas más interesantes que hemos hecho estos días fue la del museo del 11/S. La mayoría de nuestros adolescentes no tienen nuestras referencias de lo que pasó en ese lugar. Ni siquiera tienen la imagen de los aviones impactando en las torres o el derrumbe de las mismas. Ellos no habían nacido hace 16 años cuando todo aquello ocurrió y para ellos, seguramente, es una historia similar a cuando nuestros padres hablaban de la guerra civil española o la dictadura de Franco. Pero ese golpe de historia, de acontecimientos que cambiaron el mundo, les viene muy bien. El museo es muy impactante, más centrado en el recuerdo de las personas que murieron aquel día que en los propios sucesos y toca mucho a nivel emocional.

Ferry de Staten Island. Nueva York con adolescentes | turistacompulsiva.com
Vistas del sur de Manhattan desde el Ferry gratuito a Staten Island

En cuanto a los lugares de visita clásicos, decidimos seguir los consejos de los expertos y pasar de la visita oficial a la Estatua de la Libertad, cambiándola por el Ferry de Staten Island. El ferry es gratuito y pasa junto a la estatua para las fotos imprescindibles. En nuestro caso, con el tiempo medido, fue una gran alternativa. Si tenéis más tiempo, puede merecer la pena ir hasta la isla de la estatua e incluso subir a la corona (22 pisos sin ascensor) Si os animáis a este plan, las entrada se sacan con meses de antelación en la web de la estatua. Las visitas a la estatua incluyen una parada en Ellis Island. Allí podéis decidir su visitáis el centro de acogida de emigrantes y aprendéis más sobre la historia de las personas que construyeron esta ciudad y que venían de Europa buscando un futuro mejor.

Vistas desde el One World Observatory. Nueva York con adolescentes | turistacompulsiva.com
Vistas desde el observatorio del nuevo One World

Otra recomendación es subir al menos a uno de los miradores en la cima de los edificios más altos de la ciudad. Hay tres: el Top of the rock del Rockefeller Center, el Empire State y el One World Observatory, el nuevo edificio que han construido en la zona 0, justo al lado de donde estaban las torres gemelas. Nosotras visitamos los 3. Cada uno tiene su virtud en cuanto a las vistas y todos ofrecen interesantes visitas y experiencias especiales en los ascensores. En el Top of the Rock es en el único en el que veréis Central Park (salvo que subáis de noche como nosotras) y el Empire State de cerca. En el One World se divisa toda la bahía, la estatua de la libertad, Ellis Island, Brooklyng e incluso la salida al mar, además de todo Manhattan. Y el Empire State, es el Empire State. Un edificio antiguo, mítico, en el que podréis conocer cómo se construían los rascacielos en los años 30. Con vistas tanto del norte como del sur de Manhattan y las mejores vistas del Crysler Bulding, mi edificio favorito. Su única pega, no se ve el Empire State :-)

Construcción del Empire State. Nueva York con adolescentes | turistacompulsiva.com
Imágenes de la construcción del Empire State

Las visitas en Nueva York son en general caras. Las entradas a uno de los miradores, por ejemplo, suelen costar más de 30€, como las de los museos en general. Hay formas de abaratar este coste, principalmente con las tarjetas descuento de la ciudad. Una de las más conocidas es la City Pass, con las 5 visitas más típicas de la ciudad y algunas alternativas por un precio fijo. Si vas a estar menos días o quieres tener más flexibilidad también merece la pena la Go City App donde puedes elegir exactamente las visitas que quieres hacer. Nosotras compramos esta última desde su propia app y con las entradas en el móvil accedimos a los sitios que queríamos con descuento. El precio depende de la cantidad de visitas que añadas. Además de ahorrar dinero, algunas de estas tarjetas permiten saltarse la cola de comprar entradas que no suele ser menor. El One World aún no está en las tarjetas, pero puedes saltarte la inmensa cola de las entradas comprando las entradas con el móvil desde el hall (hay wifi gratis) por 6€ evitas dos horas de cola a la intemperie. Merece la pena.

Christmas Spectacular. Radio City Music Hall. Nueva York con adolescentes | turistacompulsiva.com
Christmas Spectacular. Un evento único que sólo podréis ver en vísperas de Navidad

Otra experiencia imprescindible en Nueva York es asistir a un musical en Broadway. Si vais a estar varios días en la ciudad, os recomiendo dejarlo para los últimos días para evitar que os entre sueño por el Jetlag. Se pueden comprar las entradas desde casa por adelantado, sobre todo si queréis ir a algún espectáculo en concreto como hicimos nosotras; pero si os da igual cualquiera, lo mejor es acercarse a la taquilla que TKTS tiene en los bajos de la escalera roja de Times Square. Allí encontraréis entradas para el mismo día de muchos de los musicales de la ciudad con un descuento entre el 30 y el 50%. Nosotras elegimos ver el espectáculo especial de Navidad de las Rockettes del Radio City Music Hall. Este espectáculo sólo lo hacen en vísperas de Navidad y es realmente recomendable. En este caso, nuestras entradas en la parte superior, además de ser baratas eran estupendas, ya que es el mejor sitio para ver la proyección de vídeo que hacen sobre el techo del teatro y disfrutar desde arriba de la coordinación y las figuras de baile de las Rockettes. ¡No os lo perdáis si estáis en Nueva York en vísperas de Navidad!

Christmas Spectacular. Radio City Music Hall. Nueva York con adolescentes | turistacompulsiva.com
La espectacular proyección sobre el techo del Radio City Music Hall 
Otra opción que también buscan muchos turistas son los partidos de la NBA, beisbol o hockey. Todos tienen posibilidad de adquirir entradas por adelantado. En el propio Madison Square Garden podéis adquirir entradas de los Nicks o los Rangers. Aquí es difícil encontrar chollos. Las entradas buenas, se pagan caras y, a veces, son incluso difíciles de encontrar. En verano, cuando las competiciones de basket paran, vuestra opción será el beisbol. En la web de los NY Yankees podéis encontrar toda la información y comprar entradas.

Flatiron building desde el Empire State. Nueva York con adolescentes | turistacompulsiva.com
Flatiron Building desde el Empire State, justo cuando empezaba a nevar

Al margen de los edificios y visitas clásicos, algo que seguro vais a hacer en Nueva York es andar, andar mucho, muchísimo. Mi reloj cuenta pasos superó los 20.000 cada día. Cruzamos el puente de Brooklyn para comer la mejor pizza de Nueva York, paseamos por Central Park, pateamos por la 5ª avenida tienda a tienda, por Times Square, por China Town, por Little Italy... Creedme, vais a andar mucho más de lo que pensáis. Nueva York es una ciudad que se disfruta a pie. Es muy fácil orientarse con los números de calles y avenidas, pero también resulta engañoso. Estás en la calle 46 y quieres ir a la 50 y piensas ¡Genial, sólo son 4 manzanas, está aquí al lado! Ya, cuatro manzanas de la gran manzana pueden ser fácilmente un kilómetro o más.


Comer en Nueva York con adolescentes

Nada más fácil que comer en Nueva York. En cada esquina hay un puesto de comida callejera, los míticos Hot-dog, pero también muchas otras cosas: comida mejicana, india, turca, helados e incluso palomitas de sabores. Todo en la calle. Es imprescindible probar un típico perrito callejero, pero hay vida más allá.

Otro clásico imprescindible con o sin adolescentes son las hamburguesas. Hay pocas comidas tan neoyorkinas como las burguers. Aquí la variedad es grande, desde los McDonalds (yo los evitaría porque hay mejores opciones y más locales como Shake Shak o Five Guys) hasta hamburguesas de lujo. Cuando entras en una hamburguesería americana y te preguntan con qué punto quieres la carne (well done, medium, medium-rare, rare), has acertado con el local. Nuestras favoritas: la de Black tap y la burguer de lujo del restaurante de los NY Yankees.

Bison Burguer en Black tap. Nueva York con adolescentes | turistacompulsiva.com
Bison Burguer en Black tap - rare (muy poco hecha)
Black tap es un local un tanto underground (nosotros visitamos el restaurante de Midtown, pero tiene más en la ciudad). A vuestros adolescentes les encantará. Grafitis en las paredes, música a tope y lo mismo encuentras dos ejecutivos que 6 adolescentes celebrando un cumpleaños. Las hamburguesas son buenísimas pero lo más llamativo del local son los crazy shakes. Podéis repasar el menú del restaurante para ver fotos, porque las nuestras dejan un poco que desear porque el local era realmente oscuro; pero eso no evitará que os quedéis con la boca abierta cuando os llegue a la mesa su batido. Para los adultos, una recomendación alcohólica: las cervezas artesanas de Brooklyn son un estupendo complemento a la burguer.

Crazy shake en Black tap. Nueva York con adolescentes | turistacompulsiva.com
El crazy shake que pedimos en Black Tap. Realmente crazy!!!
Nuestra última hamburguesa la comimos en el restaurante que los NY Yankees tienen en el centro de la ciudad, junto al Rockefeller Center. Es un típico asador de chuletones neoyorkinos rodeado de fotos y recuerdos de las estrellas del beisbol americano; pero como nosotras ya nos habíamos dado el homenaje en forma de chuletón otro día, que luego os contaré, optamos por una hamburguesa. "¿Muy hecha o poco hecha?" (¡Acierto!) La hamburguesa estaba deliciosa con una carne sabrosa y un acompañamiento a elegir entre ensalada o patatas fritas. De 10. Mención aparte merece su tarta especial de chocolate como postre. Creían que no nos la acabaríamos. No nos conocen estos yankees a las Trigueros. Eso sí, este sitio es de los caros. Preparad más de 30€ por persona propina incluida para comer en este templo del beisbol.

NYY Steak House. Nueva York con adolescentes | turistacompulsiva.com
Elegante restaurante de los NY Yankees en el centro de Manhattan. Comeréis rodeados de leyendas
Burguer en NYY Steak House. Nueva York con adolescentes | turistacompulsiva.com
Burguer con pan de brioche del NYY Steak House

Chocolate Cake en NYY Steak House. Nueva York con adolescentes | turistacompulsiva.com
Chocolate Cake en el NYY Steak House. Amazing!

Otro clásico neoyorkino es la pizza. Ya, ya sé que eso no es neoyorkino sino italiano. Pero con la cantidad de italianos que emigraron a la ciudad de los rascacielos, la pizza es una institución de la ciudad. Especialmente en Brooklyn, que se ha convertido en el barrio italiano, ya que Little Italy está prácticamente invadida por los chinos. Cruzamos el puente de Brooklyn a pie para hacer hambre antes de comer la que dicen que es la mejor pizza de Nueva York, la de Juliana's. Por las colas dudaréis si la mejor es esta o la de sus vecinos Grimaldi. Nosotras habíamos leído que la mejor era la de Juliana's y allí empezamos a hacer cola.

Tras el paseo y el ratito esperando nos dieron una pequeña mesa con vistas al horno de leña y en poco rato ya teníamos ante nosotras la descomunal pizza margarita. Tienen muchas opciones para añadir a la clásica margarita y algunas pizzas especiales; pero nosotras optamos por la básica y estaba deliciosa. Según mi sobrina "es la primera vez que me como los bordes de una pizza" con esta declaración creo que queda clara la calidad. Parecía grande, pero nos hubiéramos comido dos con facilidad. La masa era fina y rica de sabor y la mozzarella fresca, con algunas hojas de albahaca que le daba un sabor muy especial. Dejad sitio para el postre, merece la pena probar el cheese cake neoyorkino y, sobre todo, los canoli caseros. Todo muy italo-americano. Nos quedamos con ganas de los típicos espagueti con albóndigas, de otra pizza y de probar la competencia de la puerta de al lado. Definitivamente, tenemos que volver.

Pizza en Juliana's Brooklyn. Nueva York con adolescentes | turistacompulsiva.com
Super mega pizza margherita gigante en Juliana's

Canoli en Juliana's Brooklyn. Nueva York con adolescentes | turistacompulsiva.com
Canolo en Juliana's Pizza. ¡Dejad sitio para el postre!

Nuestro homenaje neoyorkino nos lo dimos en el Restaurante - Asador que Michael Jordan, el mítico jugador de baloncesto, tiene en Gran Central Station. No esperéis ver a Jordan por allí atendiendo a los clientes; pero lo que sí podéis esperar son unas vistas increíbles sobre el hall principal de la Estación Central, una vista privilegiada de su cielo estrellado y la mejor carne que he comido en mi vida. Pedimos un par de Bone-In Rib Eye Steak con acompañamiento de patatas fritas y típicos mac&cheese, así, sin aperitivos ni nada. Y desde luego que no hace falta más. Sería demasiado. Aunque lo que no perdonamos fue un clásico New York Cheese Cake de postre. Con esto cumplíamos los imprescindibles de la gastronomía neoyorkina. Eso sí, el homenaje, acompañado de una copa de vino y agua del grifo fue de un total de 150€, propina incluida. ¿Excesivo? Igual sí, pero cuántas veces tiene una la oportunidad de comerse una chuleta ahí. A la salida, incluso podéis comprar un hueso gigante para el perro. En el bar se puede comer comida más informal con unas vistas similares y, supongo, un precio más apañado.

Michael Jordan Steak House. Nueva York con adolescentes | turistacompulsiva.com
Vistas de Grand Central desde nuestra mesa en el Michael Jordan Steak House

Rib eye en Michael Jordan Steak House. Nueva York con adolescentes | turistacompulsiva.com
La mejor chuleta de mi vida. Increíble el sabor y la textura de la carne

Mac&cheese Rib eye en Michael Jordan Steak House. Nueva York con adolescentes | turistacompulsiva.com
Mac&cheese con la chuleta y unas patatas. ¡Una comida de lujo!

Tras comer opíparamente podéis bajar a la galería de los suspiros, justo al lado del Oyster bar (otra buena recomendación para comer, no sólo ostras). Allí veréis gente hablando con la pared. No están locos. Merece la pena probar a susurrar a la esquina y escuchar perfectamente lo que se dice desde la esquina contraria. A vuestros adolescentes les encantará esta antigua forma arquitectónica de mandar mensajes, anterior al Whatsapp.

Galería de los suspiros en Gran Central Station. Nueva York con adolescentes | turistacompulsiva.com
Galería de los suspiros en Gran Central Station

Compras para adolescentes en Nueva York

Dejad un día de vuestra visita para el shopping. Especialmente si vais a Nueva York con adolescentes locas por la moda. La oferta de la ciudad es muy amplia y podréis encontrar todas las tiendas de moda a ambos lados de la 5ª avenida. Algunas marcas interesantes para adolescentes:

- Urban Outfitters Una tienda de estilo vintage, con ropa y utensilios vintage y que al parecer es lo más de moda entre los/las adolescentes. Tienen marcas conocidas como Adidas o Tommy Hilfiguer, pero también otras prendas sin marca conocida que parecen sacadas de mi trastero. Además de ropa os podéis comprar un tocadiscos de vinilo o una máquina de fotos polaroid. Todo muy vintage.

- Abercrombie & Fitch y su hermano californiano Hollister. Aunque estas tiendas ya se encuentran en España, sus sedes de la 5ª avenida son una parada obligada para adolescentes de todo el mundo. Sus típicos polos, jerseys y camisas de cuadros están por todos lados. Curiosamente lo que no había ya en la puerta eran sus chicos sin camisa luciendo pectorales y abdominales, debe ser porque estaba nevando afuera.

- Forever 21 y American Eagle. Una opción más económica, lo que viene siendo un H&M o Stradivarius americano. Shopping a buen precio

- Victoria Secret, curiosamente es más barata la marca principal que su filial para adolescentes Pink. Pero lo realmente espectacular son los diseños de los ángeles que se exhiben en la tienda.

Los espectaculares diseños de los ángeles de Victoria Secret

Como curiosidad, o para comprar si os sobra la pasta, podéis entrar a dar un paseo por Tiffany's en la quinta avenida. Bien sea para emular a Audrey en Desayuno con diamantes con una foto frente al escaparate o incluso para desayunar entre diamantes en la nueva cafetería que han abierto en el piso 4 de la tienda.
Tiffanys 5ª Avenida. Nueva York con adolescentes | turistacompulsiva.com
En Tiffanys siempre hay más gente mirando que comprando

Además de esta voragine de moda, no os podéis perder dos experiencias de compra en Nueva York, American Girl y M&Ms.

- American Girl es un concepto de tienda fascinante incluso si no vais a comprar. Es un emporio de las muñecas. Allí no solo puedes comprar una muñeca "a medida" con los detalles de piel, ojos, pelo, complementos que tu quieras, sino también te puedes comprar la ropa igual a la de tus muñeca e incluso, lo más alucinante, peinarte como tu muñeca en la peluquería que hay en la tienda. Podéis creerme si os digo que todo Nueva York estaba lleno de gente con bolsas y mochilas de esta tienda y la peluquería, manicura incluida, estaba a tope de niñas y muñecas.

American Girl. Nueva York con adolescentes | turistacompulsiva.com
LA TIENDA de muñecas. Nunca habréis visto nada igual

American Girl. Nueva York con adolescentes | turistacompulsiva.com
¿Quieres el vestido de tu muñeca? En American Girl lo tienes

Peluquería de muñecas en American Girl. Nueva York con adolescentes | turistacompulsiva.com
Peluquería para muñecas y niñas (a precio de Nueva York)

-M&Ms World en Times Square. Si te gusta el chocolate de colorines, esta es tu tienda. El olor a chocolate es el ambientador de la tienda. Llena de recuerdos de cada color de M&M puedes comprar mil cosas rellenas de los famosos chocolates e incluso elegir tu propia selección de colores. Pero lo más alucinante es su maquina de personalizar M&Ms. En un ordenador eliges lo que quieres imprimir sobre los M&Ms (un mensaje, un nombre, un dibujito navideño o cualquier otro motivo de los que ofrecen) y una maquina te los imprime en el momento. ¡Te llevas tu vaso de M&Ms personalizados! Una divertida experiencia de compra y un buen regalo para los que no han ido al viaje.

M&Ms World. Nueva York con adolescentes | turistacompulsiva.com
Elige tu color favorito de M&Ms

Personalizar tus M&Ms World. Nueva York con adolescentes | turistacompulsiva.com
Personaliza tus M&Ms


7 consejos "extra" para viajar a Nueva York con Adolescentes

Olvidaros de los bares de música en directo y los locales nocturnos de moda. No es el sitio para ir con adolescentes y de hecho en muchos de ellos no dejan entrar hasta la edad legal de consumo de alcohol, 21 años.

El jet lag ayuda a madrugar y aprovechar el tiempo los primeros días. Nosotras tomamos melatonina para evitarlo (se vende en cualquier droguería americana) pero aun así es raro que a las 8 de la mañana vuestros adolescentes estén dormidos. Aprovechad el tirón para hacer visitas turísticas muy concurridas a primera hora que hay menos gente. Pero ojo con las siestas. La tentación de descansar un poco después de comer puede haceros perder una tarde en Nueva York y regalaros una noche sin dormir. Es importante acostumbrarse a las 6 horas de diferencia cuanto antes. La clave está en hacer algo alucinante el mismo día de la llegada para mantenerse despiertos hasta tarde.

Cuidado con los despistes. Esa edad es ideal para dejarse cosas en los aviones, despistarse en las tiendas o perderse en central park. Hay que estar atento.

Reserva on line. Todo se reserva desde el móvil en Nueva York: el transporte del aeropuerto, los restaurantes (os recomiendo Open Table que es fácil, rápido y te dan unas mesas estupendas), las entradas a los lugares turísticos, las tarjetas de descuento...

Propinas, propinas, propinas... El concepto de propina en USA no es el que tenemos en España. No es algo optativo. Lo optativa es la cantidad una vez que superas el mínimo que suele estar en el 15%. Para "facilitar" la tarea, en las cuentas de los restaurantes se estipula ya cuánto supone el 15%, el 20% o el 25% para los más generosos. quedarte en el 15% es como en España no dejar nada. El 20% indica un servicio correcto y el 25% un servicio excelente de premio. Si pagáis con visa hay un espacio en blanco en el ticket para añadir el importe de la propina y sumar el total final. Así os cargan la propina en la propia tarjeta y no hay que andar con efectivo. Todos los servicios esperan propina, no sólo los restaurantes. Esto aplica a conductores, guías, maleteros, barmans... todos. Su sueldo depende en una gran parte de esa propina. La parte buena de todo esto es que el servicio suele ser exquisito y muy atento.

¿Tarjeta o dinero en efectivo?. Todo, prácticamente todo, se puede pagar con tarjeta en Estados Unidos. Incluso los puestos callejeros tienen datáfono. No es necesario llevar mucho dinero en efectivo ni cambiar dinero. Eso sí, tened en cuenta que el límite de la tarjeta debe ser amplio ya que muchos hoteles hacen un cargo preventivo de incluso 1000 euros para comprobar la tarjeta. Luego se anula ese cargo, pero ya queda como restado del saldo disponible de la tarjeta. No está de más llevar un par de tarjetas por si acaso.

El imprescindible seguro de viaje. Lo más probable es que no tengáis que usarlo; pero si os levantáis con un dolor de muelas u os torcéis un tobillo patinando sobre hielo o andando por la calle, más vale que llevéis un seguro médico. La sanidad en Estados Unidos es privada y de pago. No os atenderán sin el seguro o la visa para pagar el tratamiento y una simple radiografía puede costaros una fortuna. Los seguros familiares son económicos y evitan muchos problemas. Yo lo contrate con IATI seguros.

Puy Trigueros. Nueva York con adolescentes | turistacompulsiva.com
Se puede disfrutar mucho de un viaje a Nueva York con Adolescentes ¡Probadlo!
Creo que no me dejo nada, pero si tenéis alguna pregunta que pueda contestar o algún contenido que queréis que añada al blog, solo tenéis que dejarme un comentario.